Cáritas Argentina recaudó un 73.3% más en su Colecta Anual y aumentará la ayuda a los más necesitados

En el Día de la Solidaridad, Cáritas Argentina presenta el informe de recaudación de la Colecta Anual 2021, realizada en junio pasado, y que, por segundo año consecutivo basó parte de su estrategia de recaudación en plataformas digitales. A pesar de las restricciones impuestas por la cuarentena, que mantenía cerrados muchos templos del país, la recolección de donativos superó en un 73,3% la del año pasado, llegando a la cifra récord de $218.642.457.

La Colecta Anual es la principal fuente de recaudación de Cáritas y con ella se financian las principales actividades del año en todo el país. Con las donaciones se sostienen y desarrollan numerosos programas en educación, primera infancia, economía social y solidaria, autoconstrucción de viviendas, adicciones, asesorías legales, asistencia sanitaria y ayuda inmediata ante situaciones de pobreza o emergencias climáticas. Bajo el lema “En tiempos difíciles compartamos más” voluntarios de todo el país se volcaron a las calles para solicitar la ayuda de los donantes, respetando las restricciones sanitarias vigentes.

La Colecta Anual en San Juan

En San Juan el monto total fue de $ 2.682.862,62 con un incremento del 59% respecto a la colecta del año pasado. El dinero recaudado en la Colecta contribuye a financiar, durante todo el año, proyectos e iniciativas que tienen por objetivo la promoción humana e integración social en más de 45 Cáritas Parroquiales en toda la provincia.

El monto recaudado es dividido en tres partes, una parte queda para las actividades que realiza cada Cáritas Parroquial, otra corresponde a Cáritas San Juan para sostener y acompañar los distintos proyectos que se impulsan y de los cuales las Cáritas Parroquiales son las beneficiadas y una tercera parte queda en Cáritas Argentina, también para apoyar las actividades detalladas anteriormente. Además de la ayuda inmediata ante las situaciones de emergencia, Cáritas San Juan ofrece numerosos servicios para brindar una respuesta integral al problema de la injusticia que supone la desigualdad:

  • Desde el área de Ayuda Inmediata: Cáritas asiste a 37 merenderos que funcionan en distintas comunidades como en las Cáritas Parroquiales de Angaco, Albardón, 9 de Julio, Caucete (Tiro Federal, Calle Corrientes, Loteo Los Ramos, Pie de Palo y Los Compartos), Concepción, San Francisco, Ntra. Sra. De la Luz (Chimbas) y en otros puntos de la provincia.
  • Desde el área de Economía Social y Solidaria se acompaña a los microemprendedores, en la compra de materia prima y herramientas para iniciar sus emprendimientos. En la actualidad las Cáritas cuentan con microempredimientos de elaboración de salsas y conservas, panificación, confección de blancos, entre otros.
  • La Educación es otro de los aspectos que Cáritas aborda mediante la educación no formal. En la provincia Cáritas cuenta con 4 espacios educativos, nombre que reciben los espacios en los que asisten los voluntarios Mochileros (se llaman así porque llevan una mochila con juegos y libros de cuentos) y en donde reciben a los niños y niñas de las comunidades para compartir juegos al aire libre, actividades recreativas y deportivas y también reciben una merienda reforzada (poniendo énfasis en el factor nutricional de los alimentos). Además, en estos espacios se brindan clases de apoyo escolar en distintas disciplinas como así también talleres de música e instrumentos. También en lo educativo Cáritas otorga becas para aquellos jóvenes que por la situación económica de sus familias necesitan de una ayuda para terminar sus estudios (en el caso de que no cuenten con otro tipo de ayuda económica). Los espacios educativos funcionan en Caucete, Carpintería, 9 de Julio y Rawson.
  • Desde el área de Emergencia se capacita a los voluntarios en protocolos para actuar frente a situaciones como por ejemplo consecuencias de vientos zondas, lluvias, incendios para poder actuar en las comunidades. Como así también en la compra de materiales.
  • Las Cáritas Parroquiales durante todo el año acompañan a las familias más necesitadas de sus comunidades brindando una asistencia inmediata mediante la entrega de mercadería, vestimenta o medicamentos. La mercadería es comprada por las Cáritas con parte del dinero recaudado en la Colecta y a través de otras acciones como venta de bonos contribución o sorteos con el fin de recaudar más fondos. Actualmente se asiste alimentariamente mediante la entrega de módulos alimentarios a más de 1000 familias en diferentes comunidades de la provincia. Además, las Cáritas Parroquiales ofrecen espacios de contención e impulsan a las personas que se acercan hasta Cáritas a potenciar sus capacidades, sus talentos y animarse a realizar talleres de artesanías, tejido, costura, talabartería, entre otros.

Cáritas San Juan agradece a los donantes (personas particulares, pymes, instituciones, empresas y negocios de barrio) que generosamente hicieron su aporte en la medida de sus posibilidades, en una situación muy difícil también para su economía. Y renueva su compromiso permanente de seguir trabajando en favor de los que menos tienen, promoviendo su integración y sus oportunidades de desarrollo.