Acompañamiento a las comunidades en tiempo de pandemia

En las Cáritas Parroquiales de la diócesis sus voluntarios llegan de manera directa a las familias más pobres de cada comunidad. A través de acciones como la asistencia mediante los merenderos y comedores o la entrega de módulos alimentarios se brinda respuesta inmediata, contención y acompañamiento a las personas en situaciones críticas. Desde el inicio de la pandemia en Marzo de 2020 los voluntarios de Cáritas en los distintos rincones de la provincia continuaron y hasta duplicaron su servicio de ayuda inmediata a las familias más vulnerables de las comunidades.

El contexto de pandemia si bien fue un desafió, permitió a las Cáritas Parroquiales reinventarse y buscar la manera de llegar a las comunidades. Cada semana los voluntarios en la medida de lo posible se trasladan hasta las comunidades llevando asistencia y también redescubriendo los nuevos problemas en este contexto actual.

En el último año podemos destacar las siguientes acciones:

  • Las Cáritas Parroquiales realizaron salidas a las comunidades: Cáritas Caucete (almuerzos), Cáritas Perpetuo Socorro (asistencia de alimentos) Cáritas Sagrado Corazón (apertura de merendero), Cáritas Jáchal (campañas de abrigo y frazadas para zonas alejadas)
  • Asistencia alimentaria a familias de las comunidades, llegando más de 1000 personas: se acompaña a familias en la distribución de módulos de alimentos
  • Actividad en los Merenderos Parroquiales: En el contexto de la pandemia se multiplicó la asistencia y el número de merenderos, llegando a un total de 37 merenderos en la diócesis.